Publicado: 13 de Septiembre de 2017

VUELTA AL TRABAJO:

Cómo cuidarte mejor en esta etapa.


El entorno de trabajo es origen frecuente de tensiones y estrés. La vuelta después de vacaciones se convierte a menudo en un momento especialmente delicado.

Os proponemos una pequeña guía de auto-cuidados para la ocasión.


  • Prioriza las tareas

Si te es posible, organiza tu trabajo encarando las tareas más exigentes en el momento en que dispones de todas tus energías al máximo: el inicio de la jornada, dejando para el final las más cómodas.

  • Afronta el trabajo de forma secuencial

Céntrate en una sola actividad cada vez y date unos segundos para valorar tus resultados al final de cada una.

  • Ponte metas intermedias

Si tienes que desarrollar tareas largas y tediosas o cansadas, sepáralas por partes y ve afrontándolas por pasos.

  • Busca momentos de descanso fuera del puesto

Periódicamente, aprovechando  la consecución de alguna de tus metas, haz algún breve descanso fuera del puesto de trabajo y procura descansar la vista mirando a larga distancia.

  • Realiza algún ejercicio de relajación en cada cambio de tarea.

Entre una tarea y otra procura hacer algún ejercicio que te ayude a descargar tensiones y relajar tus músculos y tu cerebro; prueba por ejemplo con algún ejercicio de respiración diafragmática o algún otro que hayas aprendido.